‘Hostages’ no nos mantiene rehenes

En esta temporada de estrenos nos preparamos para recibir lo que serán nuestras nuevas favoritas, o la burla de los próximos años. Mientras en ocasiones hay grandes primeros capítulos que sabemos (SABEMOS) serán la próxima gran historia, pero otros… no lo creemos.


‘Hostages’ sin embargo es de esas historias cuyo primer capítulo nos complican la vida, porque aunque tiene momentos interesantes y a Tony Collette, por otro lado tiene cliché tras cliché, tras cliché… ¿Les dije que hay MUCHOS clichés?

‘Hostages’ / Warner Channel Esta serie es una más de la larga lista de tramas sobre la intriga política y acción alrededor de la capital política de Estados Unidos. Lamentablemente, tramas ‘Scandal’ o ‘House of Cards’ lo hacen tan bien que a ‘Hostages’ le queda grande el saco.

El creador Jeffrey Nachmanoff utiliza 15 episodios en lugar de los 22 tradicionales para contar la historia de una familia "normal" atrapada en múltiples niveles de intriga política, con cada episodio que cubre un día en la narrativa.

Sin embargo, el piloto se extiende por dos días, y plantea más preguntas que respuestas (con eso quiero decir que va por todos lados y no aterriza nada). El capítulo empieza así: la doctora Sanders está a punto de realizar una cirugía al Presidente de Estados Unidos, pero el problema viene cuando se ve obligada a elegir entre matarlo durante la cirugía, o arriesgar a su familia cuando ya todos son rehenes de una banda de secuestradores encabezada por Dylan #Guapísimo McDermott.

McDermott interpreta acartonadamente a Duncan Carlisle, quien desde el principio se establece como un agente del FBI extraordinario, de esos que no pueden dar la vuelta sin una mirada determinante y sabe cómo resolver una situación usando solamente su propio instinto (no es broma: literal lo presentan resolviendo una crisis de rehenes de una manera que sólo creeríamos si fuera Chuck Norris… o Jack Bauer. OkNot).

'Hostages' / Warner ChannelTony Collette hace todo lo posible por convencer al público de que hay mucho en juego, pero rápidamente se hace evidente que Duncan y su equipo no van a matar a nadie, lo cual hubiera sido interesante si lo hubiéramos descubierto poco a poco, pero el hecho de que lo den a entender en el primer capítulo es desilusionante. 

Conforme avanza el episodio se van revelando los secretos (ridículos, obvios y patéticos a la vez) de la familia. Desde el esposo (Tate Donovan) hasta el hijo pequeño: todos tienen problemas que más que oscuros son chiclés familiares. No hay algo que nos haga simpatizar con algunos de ellos, y honestamente el personaje de Collette debería de dejar que la banda de criminales se deshaga de su familia y empiece de cero porque, de verdad, ¿a quién le importa esta familia?

‘Hostages’ / CBS Y ahí el meollo del problema de ‘Hostages’: los personajes están sacados de la caja de “Introducción a personajes de una serie de acción. Paso #1”. No hay nada nuevo, nada interesante o remotamente salvable en cada uno de ellos, y para el final del capítulo, solo podía pensar que la única manera en que se podía salvar esta serie es si la doctora Sanders tomaba la decisión de matar al Presidente al inicio.

Lamentablemente, el creador decidió alargar el “¿lo hará o no lo hará?”. Lo cual nos deja igual que como empezamos.

Al final del piloto, y entre tanto drama, la serie acabo siendo más ‘Parenthood’ que ‘Homeland’. McDermott es el mismo personaje de siempre, pero Collette y Donovan siempre me dan algo interesante; es por ellos que quiero creer que hay más carnita en la trama de ‘Hostages’, y sospecho que por esa razón, más de una persona (como yo) regresará a ver el segundo episodio.

Esperemos éste cuente con momentos que realmente sorprendan.

‘Hostages’
Estreno
Warner Channel

Lunes 30 de septiembre a las 21:00 horas

Cargando...

YAHOO TV EN FACEBOOK