'Citizen Khan': musulmanes fúricos contra la BBC

La línea entre una broma que hace reír y una ofensiva es bastante delgada. Muchas series cómicas han sufrido este problema y ahora el turno le toco a la comedia inglesa ‘Citizen Khan’.

Se trata de una serie de la BBC de seis capítulos sobre un líder de una comunidad musulmana y su familia. El programa fue creado por Adil Ray un musulmán británico que también la protagoniza. La comedia tuvo su estreno la última semana de agosto y desde su transmisión ha conseguido más 300 quejas que argumentan que la trama es ofensiva para el Corán y que contiene enormes estereotipos que de acuerdo a comentarios son “insultantes, ignorantes o simplemente atroces”.

Citizen Khan / BBCYo no soy musulmana, así que en realidad no puedo decidir si las bromas son demasiado ofensivas o no; lo que si soy mexicana y sé que ha habido algunas veces en las que encuentro algunos comentarios en programas que me insultan un  poco. También reconozco que viendo series como ‘Ugly Betty’, producida por la mexicana Salma Hayek, vi bromas y estereotipos que aunque a veces rayaban en ofensivos también tenían sus verdades.

Las bromas típicas y baratas son algo que vemos todos los días, la razón de esto es que sabemos que funcionan. Una de las comedias más exitosas del momento, ‘Two broke girls’, fue acusada de que durante toda su primera temporada usó bromas burdas, ofensivas y obvias, algo que sin embargo (como se mencionó arriba) no detuvo su éxito.

Es complicado juzgar qué tanto un chiste puede ser ofensivo cuando quien lo escribe es parte de esa comunidad de la que se está burlando, como Adil Ray, el escritor y creador de ‘Citizen Khan’. ¿Puedes ser considerado racista si te burlas de tu propia comunidad? ¿Una broma es ofensiva cuando tiene algo de autenticidad?

Lo cierto es que ‘Citizen Khan’ tiene una gran manera de burlarse de las pequeñas hipocresías que existen en bastantes hogares religiosos, no sólo musulmanes: el padre que habla de caridad, pero sólo piensa en dinero; la hija que lleva símbolos de identidad religiosa como una bufanda Gucci; la obsesión por mantenerse al día con los vecinos... Como católica, reconozco todo.

También como alguien criada en una religión que se ha visto envuelta en burlas, que van desde la frivolidad de los uniformes hasta temas más serios como los padres pederastas, entiendo el punto de reírse ante las verdades duras y de uno mismo.

Después del 11 de septiembre, los musulmanes han sido un punto delicado: la discriminación racial y el fundamentalismo musulmán se han vuelto un tema serio a tratar y parece que por todos lados se les trata con pinzas.

‘Citizen Khan’ da a los musulmanes la oportunidad de luchar contra esa imagen de santurrones fundamentalistas, de que están siempre marginados y de que se han vuelto el Voldermort del mundo occidental. Por ello, esta comedia debería verse como algo bueno, sin embargo todas esas quejas no son una buena señal.

Creo que los musulmanes necesitan alguien diga que está bien reírse de sí mismo y apoyar tramas y series como esta, pero como van las cosas, no veo mucha esperanza.

Presiento una disculpa por parte de la BBC próximamente ¿Me pregunto si recibirían a Adil Ray en Ecuador junto con Julian Assange?

Para más sobre asilos políticos, bromas ofensivas y las verdades de los estereotipos, sigue a TV de Yahoo! México.

Cargando...