‘Political Animals’: la biografía no autorizada (y ficticia) de Hillary Clinton

'Political Animals' / USA
Antes de empezar con mi reseña de ‘Political Animals’ —que por cierto logra ser subversiva y al mismo tiempo disfrutable— quiero mencionar que no soy una loca feminista que odia a los hombres.

Lo mencionó ya que esta serie es una de las grandes producciones en las que se puede ver a diferentes mujeres inteligentes, ambiciosas, seguras de sí mismas, pero sobre todo, reales.

'Political Animals': Sigourney Weaver en la piel de Hillary Clinton. / Cortesía USASi viven en el mundo moderno ya conocen a Elaine Barrish Hammond, porque, seamos sinceros, es Hillary Clinton —pero en un traje sastre mucho más lindo. En esta miniserie de seis capítulos, Sigourney Weaver interpreta a Elaine, la ambiciosa esposa de Bud, el hombre del sur de Estados Unidos que fue presidente durante dos mandatos, hace ya unos años.

Cuando ‘Political Animals’ comienza, ella busca quedar como candidata a la presidencia, pero mientras lo intenta tiene que lidiar con el legado de Bud como un mujeriego, su complicada relación y sentimiento, además de su familia y su reputación como fría y calculadora oportunista.

Sí, también vemos los paralelismos con Clinton pues son bastante obvios, pero aunque la trama se centra en el gobierno de esepaís y no es una crítica, la franqueza de ‘Political Animals’ sobre el costo y alegría de la vida política es refrescante.

Carla Gugino y Sigourney Weaver. / Cortesía USAEs como si combinarán el ingenio del blog TextsfromHillary con el placer de ver una dramanovela, anclada por las actuaciones fantásticas de Weaver y Carla Gugino, quien interpreta la némesis de Elaine, en forma de la periodista Susan Berg.

Sigourney Weaver es sutil y creíble mientras canaliza una improbable biografía de Clinton e incluso utiliza partes de diálogo de la vida real. Después de perder la nominación demócrata ante alguien más joven y carismático, Elaine da un gran discurso sobre nunca rendirse y acepta un puesto en el gabinete del presidente ganador, haciendo eco de la explicación que dio Clinton en su momento: “Cuando el presidente te pide cumplir, cumples”.

Barack Obama y la exsecretaria de Estado Hillary Clinton. / EFEUno de los principales placeres al ver ‘Political Animals’ es la dinámica entre dos mujeres excepcionales, que en general se respetan pero que no necesariamente se agradan. Los diálogos son divertidos e inteligentes y gracias a estas actrices, sus discusiones son más un juego de intelectos que una típica peleas entre mujeres a las que estamos acostumbrados en las telenovelas mexicanas, por ejemplo.

‘Political Animals’ se basa en la idea de que quienes están expuestos en la vida pública no son totalmente cínicos y corruptos, pero sí están viciados y conflictuados como todos nosotros… Pero entonces ¿las personas más interesantes suelen serlo?

Conclusión: ‘Political Animals’ es un serie disfrutable y entretenida que podrás disfrutar todos los lunes a través de HBO, o buscarla en Netflix.

USA elects Sigourney Weaver to 'Political' show

Cargando...

 

YAHOO TV EN FACEBOOK