“El poder es como un edificio hecho de piedra de más de 100 años; el dinero es un condominio nuevo”: Frank Underwood

Segunda temporada de 'House Of Cards'. / Cortesía NetflixLa segunda temporada de ‘House Of Cards’ llegará el día del amor y la amistad en 2014. ¿Curioso, irónico, emblemático, sarcástico? Todo a la vez. Esta serie es de las más laureadas en las últimas épocas, pero no por las premiaciones tradicionales, sino por la cantidad de reconocimientos que ha logrado dentro de la industria del entretenimiento que parece estar girando hacia las nuevas plataformas de distribución de contenidos.

Netflix, a través de un comunicado de prensa, confirmó que los siguientes 13 capítulos de la serie estarán disponibles a partir del 14 de febrero del próximo año. La espera terminó adictos a la intriga, el poder y el morbo que genera la clase política de Estados Unidos incrustada en la imagen de Fran Underwood, el arquetipo más querido por las élites de Hollywood y hasta por el círculo verde.

El primer adelanto de esta temporada muestra a Claire, esposa de Frank, en espera de algo. Nosotros sabemos qué espera; ella lo sabe también, pero el halo de divinidad que arropa a esta “political animal” se ve amenazado, o al menos eso se vislumbra en las breves y criptadas palabras que ofrece Netflix como explicación de la siguiente entrega.

[FOTOS: 'House Of Cards' es el presente (futuro) de la televisión]

“Claire deberá enfrentar la deslumbrante luz de los reflectores mientras que esta (sic) acaba con la alguna vez privada existencia de ella (doble sic) y de Francis. Los Underwood deberán superar estos peligros, pasados y presentes, para evitar perderlo todo, sin importar el daño colateral que dejarán a su paso (triple sic)”, dice el comunicado que si bien está diseñado para leer y entenderse en inglés, tiene un dejo de misterio que solo aviva las miles de teorías de los conspiracionistas (sí, me cuento entre ellos).

¿Hay algo más valioso que el poder mismo? Cuando Frank dijo al público que “el poder es como un edificio hecho de piedra y que tiene más 100 años de vida; el dinero un condominio nuevo”, se refería sin duda a la capacidad de explotar el verdadero poder fáctico, más allá del económico, para lograr cometidos extraordinarios que rebasan las estrategias políticas convencionales y/o tradicionales.

Claire y Frank Underwood. / Cortesía NetflixDurante la primera temporada de ‘House of Cards’, Frank y Claire demostraron que pueden adaptarse ante las nuevas tecnologías, pero también enseñaron el colmillo que tienen. Su condición de power couple les permite entrar en el imaginario de las masas en Estados Unidos, y ello les da acceso no solo al poder económico, sino al fáctico y al más puro de ellos: el político.

[Netflix entra en la competencia de series originales]

Como escenografía de esta pareja protagónica están una periodista, un representante del Congreso fallecido, una campaña para la gubernatura de Pensilvania, un proyecto para saneamientos de aguas dentro y fuera de Estados Unidos, y decenas de datos desarticulados que pueden ser un gran escándalo mediático que no solo puede acabar con la reputación de los Underwood, sino con el imperio de piedra centenaria que están construyendo.

Esta serie marcó un hito en la televisión, pues no solo se coló como una de las series con más nominaciones en la pasada entrega de los Premios Emmy, sino que levantó la vara para las producciones que se distribuyen en medios que no son la televisión; ello, sin considerar el temblor que le sigue dando a las empresas convencionales (como HBO) que han sufrido varias bajas en su personal que han migrado a las plataformas meramente digitales.

Netflix demuestra poder con ‘House Of Cards’, pero no solo eso: demuestra poder de convocatoria, audacia y pertinencia. Ningún otro serial sobre políticos y sus vidas es tan adictivo y referenciado: el círculo rojo lo ve, pero también el verde. Y ahí, amigos, es donde radica el verdadero poder. ¿Obama ve ‘Homeland’? Claro, porque es propaganda.

'House Of Cards'
Estreno segunda temporada
Netflix
A partir del 14 de febrero de 2014

Cargando...